Infierno Musical

Thursday, October 22, 2009

Confesiones de una ambidiestra



Tengo lateralidad cruzada. Escribía con ambas manos. Uso anillos en mi dedo izquierdo. Aún pienso en sinfónico. Agonizo en dos latitudes. No distingo territorios solo espacios. Diseco la sombra de posible zurda que asfixia a la diestra.

Mi analfabetismo espacial condenaba mis intenciones de ser astronauta cuando era niña. Evaporaba mi incursión en el diseño gráfico, pues donde giro? También me destinaba a siempre marchar al revés en los desfiles. A querer encontrar el lado B de la vida, cuando vivia el lado A.

El diestro es una oveja lista para dirigir? el zurdo es un siniestro a lo hora de vivir? Calma hija me decia mi viejo Maradona también es zurdo y esa su arma secreta! Yo no soy zurda pa, soy abzurdha, ni lo uno ni lo otro, soy una caja indefinible de interferencias. Una bomba de relojería que a veces para su tic-tac. Asimetria disfuncional. Existencia puntual.

Hoy quiero convertirme en un color, pura sensación, perderme en la efervescencia del verde...acariciar las nubes como algodones de azúcar, no enterrarme en datos e hipótesis, estirarme como un gato presto a saltar al abismo.

La felicidad, la muerte, el dolor, el placer no tienen direcciones se escapan de las coordenadas de la historia del ojo, del paso del tiempo del yo mismo del yo-yo del ser o no ser ¿Donde esta la pureza? ¿Quién mató a todas las perdices? ¿Por qué giro sin direcciones? Tengo que salir del closet, ya no puedo mas, sino vuelvo a tramar ficciones, a jugar con las palabras, que se derriten en mi lengua, que mojan adjetivos y evaporan verbos, moriré en horario de trabajo y no estan invitados. Ni Maradona me salvará, ni la psicóloga me amarrara un guatito, para que distinga donde debo ir. No, no estoy perdida creo que estoy cruzando un camino.

6 comments:

Beto Invisible said...

Si tan sólo jugaras al fútbol, hasta Maradona envidiaría ese don.
Ojalá los datos e hipótesis no te bajen la persiana a todo eso que puedes brillar.
A veces ser ambidiestra implica no saber con que pie empezar a andar el camino

Mau said...

Cuando era niño conocí a un muchacho ambidiestro, estábamos en el mismo curso y estábamos aprendiendo a escribir, para mi no fue difícil, pero para el era una labor única pues, recuerdo, el quería aprender con las dos manos al mismo tiempo (lo consiguió). Sin embargo con el paso de los años me puse a pensar en el universo de posibilidades que implica ser ambidiestro para un guitarrista, pienso en jimmy page y no puedo imaginar lo que hubiera hecho.

Bosquemocinal said...

Ah Beto...Pues prefiero meter goles desde la pintura o la poesía!!!! Al diablo con las coordenadas a caminar pues ya no mas hipótesis, adelante aunque con tropiezos.

Besos infinitos

Bosquemocinal said...

Pues a sumergirse en las posibiolidades, Mau algo raro que me sucedia era que al escribir tardaba un cachito, pero dibujaba bien rapidito. Tus palabras me alientan!

Muchas gracias por visitar este bosque

Leon said...

Yo fui ambidiestro cuando niño y la inspectora escolar a golpe de reglas me forzó a ser derecho solamente.
¿Mundo mudo de razones torpes? NO.
"El Mundo es Ancho y Ajeno", como el libro de Ciro Alegria.

Brillas como escribes, elevas los espiritus del sueño.

Echa tus alas al viento y tus ruedas a las paralelas del riel.

Alli alante está la vida, y estamos algunos que hemos sabido navegar.
Bienvenida al universo

Bosquemocinal said...

Gracias Leon!Palidezco ante tus palabras y bienvenido a mi blog.

abrazos ambidiestros