Infierno Musical

Wednesday, November 05, 2008

CUATRO MANERAS DE ESCUCHAR: ONE



U2 One
El tercer título del album Achtung Baby un sabor a clásico, imágenes estilo documental donde Anton Corbijn pone su lente y Bono la magia de su voz. Recuerdo que sentados en una acera de la Calle España empezó a tocar esta canción, mientras un amigo nos contaba que su padre estaba agonizando, entre las luces de la noche existía un lugar flotante, donde vimos imaginariamente el video de one donde aparece un anciano que resulta ser el padre de Bono y nosotros éramos solo espectadores impotentes quemando nuestros días.


Alanis Morrissette - One

Me encanta Alanis, especialmente cuando cantaba "ironic", cuando parecía cuchichearte al oido "you learn". Queria tener cabello largo caminar con mi maleta en un desierto y mandar al carajo a todo el mundo. Ahora ya no se quien es Alanis Morissette. A veces tampoco se quien soy yo. Mejor relajarse y cantar:

I have abused my power forgive me
you mean we actually are all one
one one one one one one one



Metallica - One

Parece un lugar común decir que "yo escuchaba Metallica desde chango", a algunos el Master of the puppets los dejó trastornados, a otros el album negro los dejó impactados, de las melenas y el alcoholismo al umarutuku y el mainstream, de la terapia con el Doctor Phil al juicio con Napster. Mis primos mayores eran metaleros declarados mientras pensaban que la gente los ignoraba yo escuchaba sus debates en silencio, lo mejor fue cuando se casaron me dejaron sus discos y poleras. One es una canción del "and justice for all" y mi primer amor rockerístico. Su último album Death Magnetic rescata este espíritu progresivo.

Aimee Mann- One Soundtrack- Magnolia
Magnolia empieza con varios relatos de leyendas urbanas que tienen en común la pregunta ¿será a caso simple coincidencia?, mientras la música de fondo estalla con la estridente y enternecedora voz de Aimee Mann destilando desesperanza. Un relato épico narrado de manera coral por varios personajes que desfilan sus traumas, desaciertos y redenciones en el transcurso de tres horas. La música y la secuencia de imágenes son una bomba de relojería que marcan el ritmo de la condición humana y el universo particular de Paul Thomas Anderson.

A veces pienso que el número uno es el número mas solitario que existe.

2 comments:

vadik said...

El One , es una recurrencia no? para expresar soledd, esperanza y a veces fortaleza...no te olvides del "One" de R.E.M. y de CandleBox.

saludos!!!

Bosquemocinal said...

Exacto, el One es una licencia y también una recurrencia, donde cada uno pone su cadencia.

Abrazos siempre infinitos...