Infierno Musical

Sunday, November 02, 2008

Las Adelas



Octubre fue un mes que se vino con todo. Desde la publicación de la revista "Sílaba Insomne" que realizamos los Calacas, hasta el V Encuentro de Escritores Iberoamericanos, llamadas inesperadas, cumpleaños de varios familiares,reencuentros con amigas que se fueron a el otro lado del mundo, despedidas a cuates que se van a Europa, muchos conciertos de rock. Descuide mi blog...me invisibilicé un poco, pero volví para quedarme.

El día 11 de octubre, en el mArtadero se realizó la presentación de una Antología de 13 escritoras bolivianas. Este proyecto a cargo de la Editorial Yerbamala Cartonera del Alto, logró convocar narradoras y poetas como: Vilma Tapia, Jessica Freudenthal,Claudia Peña, Giovanna Rivero, Cecilia Romero, Éricka Bruzónic, Vicky Ayllón, Mónica Veasquez y bueno las que somos más nóveles en el asunto: Banessa Morales, Yancarla Quiroz, Carolina León, Claudia Michel, Lourdes Saavedra.
Diversas voces, temáticas multidimensionales y por supuesto un emprendimiento artesanal, creativo y alternativo que convocó a escritoras reconocidas y otras que nos animamos a sacar las pistolas de la palabra.

La verdad nunca pensé que este trabajo de publicar y a la vez hacer las tapas del libro de manera artesanal con Yancarla Quiroz, fuera algo tan satisfactorio a nivel personal. Despues de escuchar las críticas de familiares que piensan que "escribir es perder tiempo", algunos docentes de la universidad que me cacarean al oído "pero qué pasó, mejor terminá tu tesis y luego haces un doctorado" (existirá un posgrado que te capacite para vivir, amar o morir)y a pesar de esos alentadores consejos, entendí que si se quiere realizar una propuesta y se trabaja en conjunto con personas propositivas y con ganas, se puede lograr un producto fresco, diferente que llegue a nuevos públicos.

Agradezco infinitamente, a Yerbamala Cartonera por convocarme a participar de las "Adelas", aquí les paso una publicación respecto a lo que son Las Adelas:

Pre logos

El nombre Adela evoca una especie de logia, literaria para quienes lo asocian a Zamudio, ambiguo y hasta infantil para quienes escuchan su sonido: femenino y formado de un artículo y dos conjunciones: de la A, la de A o como sea que intentemos fragmentarlo. Adela es, en suma, una manera informal de agrupar lo inagrupable, de clasificar lo inclasificable y arriesgarnos a pisar el peligroso terreno de una “antología”. Así, este ejemplar se reconoce como Selección, sin más pretensiones que una variada –y siempre sesgada– delimitación de un cuerpo mayor, en este caso, cuerpo de literatura escrita por mujeres en Bolivia. Así y una vez más, Las Adelas hablarían desde un cuerpo fragmentado, desde un lugar que se ha perdido en el mapa, asumidas como develos de un sitio mal prohibido y realizando un gesto necesario de unión: corporal o genérico. Luego, esta selección no divide las escrituras en géneros (literarios), ni cuerpos definidos (extensión), ni mucho menos límites impuestos (temáticos o morales).

Sin embargo, y pese a una supuesta anarquía en su nacimiento, este ejemplar también esconde un hilo conductor, casi irracional y que no sostiene ninguna postura política ni de ismos divisores. Finalmente, no se trata de logias ni guillotinas cercenadoras, lejano a eso, es más una muestra de lo diverso y hasta contradictorio que puede resultar un grupo de voces mal tomado como lugar conocido. Tal vez su profundo desconocimiento haya hecho posible este libro.

3 comments:

rosse marie said...

Hola, me interesa leer esta antología, es posible comprarla en alguna parte de Cochabamba? Gracias.
Rosse Marie Caballero

Bosquemocinal said...

Hola, puedes comprarla en el Martadero tambien puedes llamarme 70727847 (Lourdes Saavedra) y yo te hago el contacto

Anonymous said...

Hola lou, me gustó tu blog, muy íntimo, emocional y emocionante, recibe un abrazo.
cecilia r.